Emre M, Aarsland D, Albanese A, Byrne EJ, Deuschl G et al.
Rivastigmine for Dementia Associated with Parkinson’s Disease.
NEJM 2004; 351: 2509-2518

La prestigiosa revista New England Journal of Medicine ha publicado con fecha 9 de Diciembre de 2004, nº 24, un artículo original sobre el Tratamiento con Rivastigmina de la Demencia asociada a la Enfermedad de Parkinson (Emre M, Aarsland D, Albanese A, Byrne EJ, Deuschl G et al. Rivastigmine for Dementia Associated with Parkinson’s Disease. NEJM 2004, 351: 2509-2518). Además, dedica su editorial a este tema, comentando los resultados del estudio y considerando dicha terapéutica como un “primer paso”.
Destacamos la presencia del Dr. Kulisevsky como firmante del original y representante de nuestro país en el “Steering Committee” del Ensayo Clínico denominado EXPRESS.
Han participado en este ensayo clínico, internacional, multicéntrico, doble ciego, placebo control, para evaluar la eficacia y la seguridad de rivastigmina en pacientes con Enfermedad de Parkinson y demencia, diferentes investigadores de diversos países. En nuestro país, han colaborado 5 centros: Ciudad Sanitaria de Bellvitge de l’Hospitalet de Llobregat (Dra. M. Calopa), el Hospital Clínic i Provincial de Barcelona (Dr. E. Tolosa), el Hospital General de Catalunya (Dr. E. Balaguer), el Hospital Gregorio Marañón de Madrid (Dra. D. Mateo) y el el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona (Dr. Kulisevsky).
El ensayo clínico demostró la eficacia y seguridad del fármaco rivastigmina en el tratamiento del deterioro cognitivo asociado a la Enfermedad de Parkinson. La variable principal fue el cambio en el ADAS-cog de los pacientes tratados frente al grupo control. Los efectos secundarios fueron leves y relacionados con los efectos colinérgicos, destacando el temblor.
Debe mencionarse que la mejoría clínica fue puesta en evidencia a pesar de utilizar un elemento de medición (el ADAS-cog) diseñado específicamente para demencia de Alzheimer. Cabe suponer que un test más sensible a los cambios detectados en la Enfermedad de Parkinson hubiera podido demostrar una mayor eficacia. Esperemos que nuevos ensayos clínicos puedan responder a esta pregunta.