(Canter CJ, De la Torre R, Mier MA. A method of evaluating disability
in patients with Parkinson’s disease. J. Nero Ment Dis, 133:143-147, 1961)
 
1 – CAMINARSiempre camina solo

0. Normal

1. La marcha sólo se diferencia discretamente de lo normal en calidad y velocidad; girar es el acto más difícil. Postura esencialmente normal
2. La calidad de la marcha es pobre y la velocidad lenta. Postura moderadamente afecta. Puede haber tendencia hacia una discreta propulsión. Girar es difícil.
3. La marcha es muy anormal, lenta y vacilante. Postura evidentemente alterada. Puede haber propulsión.

Camina solo a veces

4. Camina fácilmente distancias cortas. Caminar en exteriores es difícil, pero a menudo puede hacerlo sin ayuda. Rara vez camina distancias largas solo.
5. Camina de una habitación a otra con sólo moderada dificultad. A veces puede caminar en exterior sin ayuda.
6. Camina de una habitación a otra sin ayuda, pero se mueve lentamente y usa soporte externo. No camina solo en exterior.

Nunca camina solo

7. Requiere ayuda potencial en interiores y activa en exteriores.
8. Requiere moderada ayuda en interiores; camina en el exterior con considerable ayuda.
9. Necesita una ayuda considerable incluso para distancias cortas. No puede caminar en exterior ni con ayuda.
10. No camina, incluso con máxima asistencia.

2 – Vestido

Autonomía completa

0. Normal.
1. Se viste completamente con sólo algo más de tiempo y esfuerzo de lo normal.
2. Se viste completamente con lentitud y gran esfuerzo.

Requiere ayuda parcial

3. Se viste solo, excepto para actividades finas (corbata, botones).
4. Realiza más de la mitad de las actividades de vestido independientemente.
5. Realiza alrededor de la mitad de las actividades de vestido independientemente.
6. Sólo realiza las actividades más burdas de vestido (sombrero, abrigo).

Requiere ayuda completa

7. Ayuda considerablemente con movimientos corporales.
8. Puede ayudar algo con movimientos corporales.
9. Los movimientos del paciente ni ayudan ni impiden al asistente.
10. El paciente obstaculiza más que ayuda.

3 – Comer

0. Normal.

1. Dieta normal, pero masticación y deglución son laboriosas.
2. Come habitualmente algún sólido, pero esto requiere tiempo y esfuerzo.
3. Maneja con habilidad líquidos y alimentos blandos. Ocasionalmente toma sólidos, con gran esfuerzo y mucho tiempo.
4. Sólo toma líquidos y alimentos blandos; éstos son consumidos muy lentamente.
5. La alimentación está tan alterada que se requiere hospitalización para mantener una nutrición adecuada.

4 – Actividades para la alimentación

0. Normal.

1. Se alimenta él mismo, con raros accidentes. Más lento de lo normal.
2. Realiza todas las actividades solo, con moderada lentitud, aunque puede buscar o requerir ayuda en situaciones concretas (cortar carne en un restaurante). Los accidentes no son infrecuentes.
3. Realiza la mayoría de las actividades solo, con moderada lentitud. Puede requerir ayuda en situaciones especificas (cortar carne, llenar una taza).
4. Realiza independientemente sólo unas pocas actividades..
5. Requiere asistencia total.

5 – Higiene

Autonomía completa

0. Normal.
1. Higiene mantenida normalmente, con excepción de discreta lentitud.
2. Las actividades higiénicas consumen un tiempo moderado; no requiere métodos sustitutivos. Pocos accidentes.
3. Higiene mantenida independientemente, pero con esfuerzo y lentitud. Accidentes frecuentes. Puede usar sustitutivos.

Requiere ayuda parcial

4. Atiende a la mayoría de las necesidades personales solo. Ha instaurado métodos sustitutivos para superar las actividades difíciles (afeitadora eléctrica).
5. Requiere ayuda para algunas tareas no difíciles en cuanto a coordinación.
6. Requiere asistencia para la mitad de las necesidades higiénicas.
7. Realiza unas pocas actividades solo, con ayuda a mano.

Requiere asistencia completa

8. Higiene bien mantenida; ayuda al asistente.
9. Higiene razonablemente buena con asistencia, pero no ayuda de forma significativa.
10. Incapaz de mantener una higiene adecuada incluso con máxima ayuda.

6 – Lenguaje

0. Normal.

1. Lenguaje completamente adecuado; presentes mínimos trastornos de voz.
2. Lenguaje fácilmente comprensible, pero la voz o el ritmo pueden estar alterados.
3. Se comunica con facilidad, pero la alteración del lenguaje le resta contenido.
4. Se puede entender siempre el lenguaje si el oyente le dedica suficiente atención. Tanto la articulación como la voz pueden ser defectuosas.
5. Siempre emplea lenguaje para comunicarse, pero la articulación es muy pobre. Habitualmente utiliza frases completas.
6. Utiliza lenguaje para comunicarse la mayoría de las veces, pero la articulación es difícilmente inteligible. Puede tener dificultad en ocasiones para iniciar el lenguaje. Habitualmente habla con palabras aisladas o con frases cortas.
7. Intenta usar el lenguaje para comunicarse, pero tiene dificultades para iniciar la vocalización. Puede detenerse en medio de la frase y ser incapaz de seguir.
8. Vocaliza para llamar la atención.
9. Vocaliza, pero raramente con intención comunicativa.
10. No vocaliza.